Alentar la innovación en la Empresa Familiar

Empresa1

Este pasado fin de semana se reunieron los Forums NxtGen de las Asociaciones del Instituto de la Empresa Familiar en Ibiza y se ha hablado mucho de emprender y de innovar como suele suceder entre los jóvenes.

Estas reuniones ayudan a destruir el mito de que las empresas familiares no innovan y que lentamente se avejentan y dejan de emprender. Las que lo hacen mal puede que si, pero las que saben mantener el reto empresarial y la pasión por lo que hacen no. Innovar no es solo hacer cosas en nuevos sectores (i.e. nuevas tecnologías) sino hacer cosas nuevas en sectores, productos o servicios maduros. Sin apertura a descubrir novedades y al cambio, ninguna empresa familiar subsistiría.

Habitualmente la innovación se pone en juego en dos terrenos de experiencia práctica:

1.- En negocios ya maduros (la empresa familiar común), en que se hace preciso contagiar amor por el oficio si queremos desarrollar nuevas aplicaciones, productos, o formas y modelos de negocio.

En el libro de Alexandre Havard “La dieta interior” (Rialp) se cita el aleccionador ejemplo de François Michelin y su relación con Marius Mignol, empleado de Michelin e inventor del neumático radial. “Si los neumáticos no te apasionan, no tiene sentido trabajar en Michelin”. Para alentar la innovación los miembros de las familias empresarias deben ser enamorados de su oficio. René Zingraff, un antiguo ejecutivo de Michelin decía de François: “Lo que destacaba de él era su imaginación. Tenías que oírle hablar con sus investigadores, empujándoles a ver más allá. El abría nuevos horizontes”.

2.- En nuevos emprendimientos y diversificaciones. Aquí están cumpliendo un importantísimo papel las familias que han sabido preservar su riqueza y acumular un patrimonio que permite los “experimentos controlados”. Las familias que mejor han sabido preservar su riqueza tienen ahora más opciones de innovar o entrar en nuevos sectores.

La familia Martín Cabiedes, propietaria de Europa Press es un ejemplo de ello. Como dijo en Ibiza Luis Martin Cabiedes: “hice un trato con mi padre y acordé que nunca haría lo que ya existe”. Actualmente Luis es un referente en inversiones ligadas a sectores de innovación o nuevas tecnologías.

Las Familias Empresarias que aspiren a hacer las cosas bien deben esforzarse por fomentar la innovación y para ello deben:

–   Demostrar su pasión por los productos, los servicios, el servicio a los clientes, su amor por el oficio.
–    Alentar una cultura de libertad que vea bueno experimentar.
–  Confiar en la gente, promover una sana curiosidad por desplegar todas sus ideas.
– Destinar parte de los beneficios del negocio a la inversión en investigación, desarrollo e innovación.
– Crear un patrimonio que permita a los miembros de la familia emprender en sectores distintos con potencial de futuro.

Deja un comentario: